Convivir con la diferencia

En el marco de celebración de los 25 años de recorrido del Colegio Oficial de Psicologia de Cataluña en Diciembre de 2011 , y ante la exposición inédita de “Quadern d’ìnterns” (24 rostros del sufrimiento mental), colección plasmada en un excelente catalogo prologado brillantemente por Carlos Rey, se me ofreció la oportunidad  de participar en una conferencia, luego articulo para la revista del Colegio, titulado , “Convivir con la diferencia” , en el que plantee la hipótesis de que ante la escucha, desde nuestros particulares saberes, de personas atormentadas, como las de los dibujos de la exposición, habríamos llegado a diagnósticos distintos, estando el principal problema de estas posiciones diferenciadas en el tipo de repercusión que pudieran llegar afectar la mejora y el bienestar del paciente. A partir de ahí evidencie la necesidad de poder trasmitir entre profesionales de distintas orientaciones, un discurso clínico de proximidad y por tanto alejado de desautorizaciones o desacuerdos que pudieran perjudicar al paciente. En este sentido durante años el dialogo confluyente en beneficio del paciente, ha estado una prioridad que ha caracterizado mi propia intervención clínica, cada vez más profusa en encuentros con otros profesionales, de diferentes orientaciones teóricas y me siento muy satisfecho de haber animado y logrado esta línea de trabajo. Está bien cuidar el territorio propio, es necesario, pero está mejor cuidar más o también ese terreno común que supone la profesión, promoviendo su dignificación y buen hacer practico. Pero no es la coincidencia de criterios  clínicos y/o terapéuticos lo que buscamos en este tipo de espacio.

Y sin embargo se trata de un ejercicio muy sano para nuestra profesión: el poder escucharnos entre nosotros aunque pertenezcamos a diferentes corrientes teóricas o diversos modelos terapéuticos. La posibilidad de escucharnos entre colegas no necesariamente nos hará llegar a coincidencia teóricas o  clínicas , pero seguramente nos permitirá un mayor intercambio entre profesionales que en un punto sí coincidimos: todos queremos que nuestros pacientes puedan alcanzar un bienestar.

Me complace pues extraordinariamente que la candidatura “Mes i millor ”, -Profesionales al servicio de profesionales-, que lideran Ricard Cayuela y Pia Bosch , para las próximas elecciones a Junta de Gobierno, para las que cuentan con mi voto, me hayan ofrecido, de ganar las elecciones, la posibilidad, en el marco de los nuevos espacios abiertos recientemente en el colegio en relación a las distintas orientaciones teóricas de nuestra profesión, de retomar esta perspectiva y estimular diálogos clínicos, entre profesionales que permitan reorientar  un diagnostico que pudiendo ser diferente, termine por confluir en una dirección coincidente que juegue siempre a favor del paciente.